«La Rioja, como cuna del español, tiene un rol en la fraternidad con América»

El diputado recibió ayer la distinción de manos del canciller Amilcar Tapia, quien se reunió con miembros del IER y de las universidades riojanas.

La Rioja debe aprovechar todo el potencial que le ofrece ser cuna del español para jugar un papel relevante en las relaciones de fraternidad que unen a Hispanoamérica con España. Así lo considera el diputado de Ciudadanos en el Parlamento regional, Pablo Baena, quien en la tarde de ayer fue distinguido en Logroño con el nombramiento como académico honorario de la Academia Bolivariana de América (ABA), «un honor» que recibió de manos de su canciller, Amilcar Tapia, máximo representante de esta institución nacida en Ecuador en 1985, «sin ideologías políticas», que está dedicada «a los estudios académicos.

El propio Tapia, acompañado de Baena, fue recibido en la mañana de este miércoles por el presidente del Parlamento regional, Jesús María García, y posteriormente se reunió con los rectores de la UR y de la UNIR, y con miembros el Instituto de Estudios Riojanos (IER). Encuentros de los que el canciller de ABA salió con el propósito de «hacer un poco de alboroto a mi regreso a Ecuador» para estrechar las relaciones y «fomentar la investigación entre ABA y las instituciones riojanas» aprovechando el nexo de unión que supone «compartir un idioma».

Por su parte, Baena destacó la labor que realiza la Academia, «presente en diferentes países, para estrechar lazos de fraternidad entre los pueblos» de ambos lados del Atlántico y «fomentar valores liberales, en mi opinión –dijo– tan importantes, como la democracia, la libertad, el progreso y la igualdad».